Reading groups at CLC (2009-2013)



A mis amigos médicos de CLC,


Cuando las influencias del entorno parecen ensordecernos y una pesada sombra se asienta en nuestros hombros, allí el pensador debe abrirse a contemplar cuál es su destino aun cuando el horizonte insista en ocultarse. Atreverse a pensar, sea un autor, sea un asunto, sea la propia vida, es para aquel que se encuentra orientado a la pregunta una tarea insustituible, impostergable e imposible de delegar. Ciertamente, sería maravilloso contar siempre con el escenario propicio para que nuestro pensar fuere parte de una oda feliz a la existencia. Pero lo cierto es que ni aún en medio de una atmósfera enturbiada, la tarea del pensar se mantiene e incluso toma la forma de una resistencia, con el fin de preservar el encuentro filosófico.


Entonces, nuestra lectura de las Meditaciones Cartesianas de Edmund Husserl (2009-2013), no han quedado simplemente reducidas a lo meramente indicado por el libro. Por el contrario, la cuestión para nosotros siempre fue realización del pensar, nuestro pensar, en la exigente autentificación de lo leído. He ahí el secreto de nuestra persistencia todos estos años. 


Pero, ¿qué hay con la ejecución de esta autentificación? ¿Qué hay en el despliegue mutuo tanto de lo filosófico mismo como de lo más propio y personal y que hemos compartido estos años? ¿Qué hay con la acción y qué hay en la acción de este realizar el pensar? Algo tan desconocido como es la primera persona y el campo semántico de los participios, y finalmente nos instalan en el horizonte sin palabras, sin retenciones, sin preconceptos.


Hay la puesta en marcha del estar presente como conocimiento de sí mismo, de saborearse a sí mismo, en un contacto sin palabras consigo y con el medio, y que toma el modo de plena conciencia, de ser conciencia. Con cariño, VAZ.


Pd: Algunos apuntes y consideraciones de nuestros estudios están en el blog:
http://lecturasfenomenologicas.blogspot.com/


Facebook
Twitter
Link
Website

Popular Posts